PÁNICO EN LA CARRETERA  Coches Todoterreno - GIFMANIA
El recorrido de hoy.
El recorrido de hoy.

Hoy más que pasear, vamos a movernos mucho en coche así que puedes sentarte cómodamente y disfrutar de este magnífico paisaje. Como para mí es la segunda vez, voy a cederte el puesto de copiloto para que disfrutes muy bien las vistas. Antes debo preguntarte si padeces del corazón. Vas a subir al vehículo de un auténtico napolitano, circularás por una carretera napolitana con sus cientos de estrechas curvas napolitanas ¡Ah! ¿que te da la risa? Muy bien, tú lo has querido. Allá vamos.

Vico Equense (2014)
Vico Equense (2014)

El recorrido será a la inversa que hace dos años porque hemos pasado la mañana subiendo al Vesubio y lo que más cerca tenemos es Vico Equense, donde vamos a parar un rato para hacer algunas fotos.

Con Mónica y Raffaele preparados para atacar (2012)
Con Mónica y Raffaele preparados para atacar (2012)

El hambre aprieta después de unas cuantas horas en activo así que la parada en Sorrento es obligatoria. Estar en la tierra que posee “L´Università della Pizza” y no probar una “pizza a metro” es casi pecado.

¿Por qué recorrer esta costa? Porque es un auténtico regalo para tu vista. La Unesco la ha declarado Patrimonio de la Humanidad así que por algo será. 

Una vez hemos repuesto fuerzas, vamos a continuar el camino para que compruebes con tus propios ojos lo que te digo. 

Sorrento (2014)
Sorrento (2014)

Disfrutemos de este estupendo enclave situado en la península de Sorrento, entre las ciudades de Nápoles y Salerno y ¡hagámonos un buen seguro de vida!

italieonline.eu
foto de italieonline.eu

Voy a comentar sobre algunas paradas porque son muchas y se haría pesado describir todas.

Los colores que definen por fuerza a la Costa Amalfitana son el azul del mar y el amarillo de sus limones, con productos típicos y dulces derivados de ellos como ves en la foto.

Lo que más me gusta es el Limoncello, pero el casero. El que se hace en casa de mi prima Gema, donde ya pudiste vernos en la foto final de Reggia di Caserta brindando.

Con Raffaele y Mónica en Sorrento. (2012)
Con Raffaele y Mónica en Sorrento. (2012)

El encanto de pasear por Sorrento y sus soleadas y estrechas callecitas es un regalo para desentumecer los músculos. Eso y que por suerte, estamos en temporada baja. 

Pero continuemos el camino y aunque estemos haciendo paradas de vez en cuando, yo quiero mencionar Positano como una de obligatorias.

Sorrento
Sorrento

Qué mejor lugar para apearse y besar el suelo porque lo de circular por esta carretera es para tres grupos fundamentalmente: los propios napolitanos, los incautos y los valientes entre los que me incluyo porque heme aquí por segunda vez.

El célebre maridaje Moda - Religión.
El célebre maridaje Moda – Religión.

Si se te ha pasado por la cabeza alquilar un vehículo, que sea lo más estrecho posible y échale valor. Circulan como locos en una carretera muy estrecha, llena de curvas y en ocasiones con cero visibilidad de lo que viene de frente. Y aquí hay dos opciones: te estrellas contra la montaña o te despeñas por los acantilados.

Positano
Positano

Los napolitanos están acostumbrados a una conducción muy temeraria pero al mismo tiempo es lo más alucinante que he visto pues tienen una impresionante capacidad de calcular distancias. Donde tú sabes (porque no lo crees, lo sabes) que te van a empotrar contra una pared porque te encuentras en un tramo estrechísimo y de frente viene un kamikaze, el napolitano de turno (en este caso Raffaele) da un giro espectacular en un micronanosegundo ¡y lo esquiva!

Bien, como te iba diciendo, es el turno de Positano. Tenemos que dejar el coche en un aparcamiento (sí, también aquí hay que preparar la cartera como en Capri) y descender a pie hasta la playa, que hoy cuenta con bastantes turistas abrasándose. El día está precioso y siendo yo de costa de toda la vida, aquí es 10635799_936522096376339_93234433658782414_n 10639508_936522526376296_57486753467128881_ndonde menos tiempo me apetece estar y además te digo que las playas de mi tierra le dan mil vueltas a esta mezcla de arena fea y piedras así que mejor paseamos por estas callecitas estrechas, floreadas, preciosas y llenas de comercios que exhiben su género en el exterior (mayormente moda de playa) A mí me llaman la atención también los edificios de arquitectura árabe. 

Positano
Positano

unnamedTan solo déjate llevar, observa y siéntate a tomar una “granita” o lo que es lo mismo, un granizado de limón y refréscate. Es un buen lugar para descansar porque hemos de recuperar energías para acercarnos a Praiano y a Furore. 

Eso sí; no podemos irnos sin al menos vislumbrar allá a lo lejos el famoso archipiélago llamado “Li Galli” o “Sirenuse” donde habitan las sirenas que tentaron al mismísimo Ulises. 

¿Cómo? Ah, que quieres ver algún vídeo de la zona. Pues mira, tengo dos. De momento voy a enseñarte el que he hecho en el viaje de 2014 y más abajo verás el otro de 2012 🙂

Bien. Continuamos el camino por la sinuosa Strada Statale 163 considerada por algunos la más bella de Europa. Se la conoce con el “Nastro Azzurro” (Cinta Azul) y sí me gusta el símil porque hay tramos tan estrechos que acongojan cuando te viene de frente un autobús.

Presepre1Finalmente llegamos ilesos a este trocito de carretera que tanto me gusta. Se encuentra en la localidad de 1907844_936522126376336_4008735264689786298_nPraiano y tiene la particularidad de poder verla en miniatura a modo de Pesebre. Eso sí; aparca tu vehículo lo más pegado a la pared que puedas y vigila tu espalda. Es un lugar algo peligroso. Tienes a pocos metros un mini túnel del que salen algunos como flechas. Al menos la carretera no está tan estrecha como en otras zonas, lo cual es de agradecer. Menos mal que de vez en cuando encuentras turistas que van despacio. Ignoro si por conservar sus vidas, por disfrutar del paisaje o una lógica mezcla de ambas razones.

Mira, te voy a insertar ese tramo para que veas varias cosas: El pesebre, el túnel, la vista al mar y el camino entero si es que tienes la paciencia de ir dándole al ratón. Si prefieres verlo a pantalla completa, pulsa donde dice “Ver en Google Maps” en la esquina superior izquierda.

También sale el pesebre en los dos vídeos insertados en esta publicación (en el vídeo de arriba desde el minuto 2:23 hasta el 2:53 y en el de abajo desde el 1:40 al 2:20) y en mi tablero de
Pinterest.

 

Ahora te invito a conocer el quizás más emblemático rincón de Furore -que está muy cerca de Praiano- para disfrutar del paisaje, fotografiarlo y hacer la última parada “larga” en Amalfi. Los aparcamientos son caros en toda la zona y estamos al borde de la ruina.

 

Furore
Furore
Llegando a Amalfi
Llegando a Amalfi
Un montón de escaleras nos eperan para visitar la catedral.
Un montón de escaleras nos esperan para visitar la catedral.

Y llegamos al último destino por hoy: Amalfi, donde por lo que veo destaca su centro histórico y la catedral con su venerada reliquia: la cabeza y los huesos de San Andrés. Encuentro en Internet (gaudiumpress) una información curiosa: “Un hecho sobrenatural llama la atención del santo lugar y viene reavivando la fe de peregrinos que llegan a la Cripta: sobre el sepulcro del Apóstol hay una ampolla de cristal, donde en la Vigilia de la festividad de San Andrés, y también en algunas ocasiones, se recoge Maná. Este es un hecho que se observa desde hace más de 700 años y que se dice también ocurría en el sepulcro del santo cuando éste permaneció en Patrasso y en Constantinopla“. Por si no sabes lo que es el Maná, ya te lo digo yo. Se trata de  un alimento en forma de copos de nieve que Dios envió a los israelitas para ayudarlos mientras atravesaban el desierto. Y aquí lo dejo, que además yo solo quiero mostrarte la belleza del recorrido que estamos haciendo.

Paseando por Amalfi
Paseando por Amalfi

No hay aquí fotos muy bonitas de Amalfi porque sólo tengo de la primera vez, que coincidió con un día bastante nublado y hasta con alguna lluvia y en esta segunda oportunidad me he dejado llevar disfrutando cada momento y cada paisaje dejando deliberadamente a un lado la actividad fotográfica.

Y aquí termina nuestro viaje. Ha sido un día muy largo y el cuerpo pide descanso y la deliciosa cena que nos espera en Saviano. Estamos probando cada día un nuevo tipo de pasta y regándolo después con limoncello. Es una suerte tener a Raffaele a nuestra disposición y como broche, llegar a casa y tener la mesa preparada para cenar gracias a Gema. Un lujo. Todo un lujo.

Para finalizar te voy a insertar el segundo vídeo del que te hablé antes y debajo añadiré un poco de información útil. ¡Hasta el próximo paseo!

 

Aquí tienes una página si quieres echar un vistazo sobre todas las localidades de este precioso recorrido:  qué ver, dónde comer, cómo llegar, etc.

Si vas a alojarte en alguno de estos lugares, te aconsejo un hotel con parking. ya que aparcar cuesta unos 3€ por hora. Hay un autobús de línea frecuente que recorre toda la costa. y también puedes moverte en barca por medio de dos opciones: línea regular  y el metro del mar (Tenía estas dos páginas vinculadas para que fueras directamente pero ya no están disponibles o no me dan permiso)

El premio del día: ¡WEBCAMS EN DIRECTO!

EN ESTA SECCIÓN DE LA CIUDAD Y SUS ALREDEDORES TAMBIÉN PUEDES LEER:

 

Reggia di Caserta: O la vida sencilla de la monarquía.

Paseando por el Centro Histórico de Nápoles: Arte-Historia-Gastronomía. ¿Quién da más?

Capella San Severo: El polifacético Raimondo di Sangro y sus rarezas.

Pompeya y Ercolano: Las cápsulas del tiempo.

Napoli sotteranea: Ropa cómoda, chaquetita e inhalador.

Volver al principio

Auringato

Protected by Copyscape
©Elpaseodeaurin.com Todos los derechos reservados.