DE CÓMO SUBIR ANDANDO Y BAJAR VOLANDO.

03¡El Vesubio! Ese volcán que siendo yo pequeña me hechizó. Ese volcán que tan malas pulgas tiene cuando sale de su letargo porque no nos engañemos, sigue activo. Y espero que no sea precisamente hoy cuando se levante de mal humor porque tengo muchas ganas de conocerlo personalmente. En cualquier caso, no me preocupa pues está permanentemente monitoreado.

Ya está bien de verlo en fotos o allá a lo lejos, en San Martino, esa zona alta de la ciudad de Nápoles desde la que se disfruta una hermosa vista al atardecer. ¡Hoy podré pisarlo, olerlo, disfrutarlo!

Iniciando el ascenso con Raffaele
Iniciando el ascenso con Raffaele

Sé que la opción más barata es empezar a caminar desde abajo, sí que lo sé, pero queremos que cunda el día porque por la tarde recorreremos la costa amalfitana así que elegimos la alternativa del autobús, mini camión o como se llame, que nos llevará por carretera asfaltada un buen trecho (si quieres verlo, es la primera imagen del vídeo que hice. Luego sale otro lugar precioso llamado Caserta, pero bueno también vale para cuando me toque hablarte de mi paseo por allí). No comprendo a qué viene tanta amortiguación, que va una dando saltos y más saltos. Parece una atracción de feria. Peores carreteras conozco, hazme caso.

El Golfo de Nápoles desde el Vesubio
El Golfo de Nápoles desde el Vesubio

Has de saber que puedes acceder por otra carretera sin pagar…. si es que lo consigues. Leí un blog en el que se avisaba de que no ponen sino inconvenientes para los turistas que desean hacerlo todo por cuenta propia y tratan de convencerte para que accedas en el autobús. Estamos en Italia. No lo olvidemos. Nuestros bolsillos sufrirán en alguna que otra ocasión.

 

??????????????????????
Un día perfecto para NO ir a la peluquería.

02

El acceso al parque y traslado en autobús ha costado 22€. Aún me estremezco.  También me ponen una pegatina y me dicen que la tenga siempre a la vista. Supongo que esto es para distinguirme de los que están subiendo por el lado de los que no han pagado y vienen por el otro camino. Y encima se me indica la hora a la que debo de volver. ¿Pero después de semejante dineral tengo toque de queda? ¡Vamos, anda!

Voy a olvidarlo y me preparo para comenzar el ascenso. Es cosa de una media hora. De vez en cuando hay que parar para agarrarse a la baranda y es que ha salido un viento que creo que me falta poco para salir volando. Aunque hace sol, aquí arriba hay que ponerse un jersey, no lo olvides si tienes idea de venir o puedes pasarlo realmente mal.

06
Cráter bañado por el Sol.

En esta ocasión voy con mi napolitano preferido, Raffaele y con Esther, la amiga que me acompaña en este viaje. Tengo problemas para comunicarme con ellos. El viento sopla tan fuerte que no podemos oírnos bien.

Por el camino has de atravesar un chiringuito donde se vende toda suerte de bobadas típicas para turistas y que rompe todo el encanto del entorno. Esta gente debería de estar prohibida. Lo que yo me pregunto es dónde demonios está el supuesto guía pues he pagado otros 8€ para una visita guiada. Aún sigo preguntándome dónde se metió. Añade algo más más a tu presupuesto para el viaje y destínalo a apartado “timos”

En fin, siguiendo el camino verás una virgen y cómo no, a San Pío por el que se siente una gran devoción al menos en Nápoles (tienes las fotos un poco más arriba). Mira, te inserto el recorrido. Lo he preparado desde Google maps.

Ya alcanzado el punto más alto, disfruto de las vistas. Es el momento de hacerle un regalo a las retinas. Lo primero que contemplo es el cráter. Me llevo una desilusión porque pensaba que vería esas famosas “fumarolas” donde hasta incluso asan sardinas, donde hay muchísimo humo y según acercas fuego, ¡se 01pone todo que no veas! pero no, resulta que eso es en Pozzuoli. Y yo toda la vida creyendo que era aquí. Me quedo un poco chafada, la verdad. Por ahí arriba, un poco a la izquierda veo una pequeña chimenea pero nada espectacular.

Esto no significa que no me guste. ¡Es mi primera vez junto al cráter de un volcán! Me quedo un rato disfrutando y admirando también la panorámica impresionante que desde aquí tengo del golfo de Nápoles, de las islas de Capri e Ischia , la península sorrentina, Pompeya y Ercolano, que con la calima que reina en el ambiente le da un maravilloso aspecto onírico. De no ser por el vendaval. Eso te hace volver a la realidad. A ratos he temido por que mi cámara saliera volando al intentar hacer fotografías.

07

Tras algo más de una hora dando un buen paseo por la zona, toca volver. El viento se pone más serio y azota sin compasión. La estancia comienza a ser desagradable. Y de nuevo, a ratos, manos a la baranda porque Eolo – que diría algún pedante- está bromista. Eso sí, mira que cuando viene a favor casi no hacen falta las piernas.01 Estoy totalmente cubierta de polvo. Hasta en la boca me ha entrado, qué asco. Cabello y pestañas blanquecinas. Si quieres venir, trae calzado comodísimo pero tipo bota y por supuesto un jersey, chaqueta o algo de abrigo. Porque sí, aunque parezca obvio, me he tropezado con una japonesa en minifalda (ríete tú de la Monroe) y zapatitos estilo bailarina. Lo mismo que vi una incauta en plenas ruinas de los foros romanos, en Roma, con zapatos de tacón alto. Lleva también agua y algo para picar pero no se te ocurra ensuciar, faltaría más.

Para esta publicación el tema musical no podría ser otro que el famoso “Volare” (oh ooohhh, cantareeeee)

¡Arrivederci Vesubio! nos vamos a la Costa Amalfitana. Sí, ese será nuestro próximo paseo. Prepara un buen seguro de vida por si acaso! 🙂

08
Detrás de mí, el cráter.

HORARIO:

Enero, febrero, noviembre y diciembre: De 9:00 a 15:00

Marzo, octubre: DE 9:00 a 14:00

Abril, mayo, junio, septiembre: De 9:00 a 17:00

Julio y agosto: De 9:00 a 18:00

CÓMO LLEGAR.

En esta ocasión no puedo ayudarte. Cuando vengo a Nápoles tengo la suerte de contar con el gran Raffaele, que me lleva y me trae en innumerables ocasiones. Te puedo decir que para llegar hasta el lugar donde está el autobús, hay que subir bastante por una carretera llena de restaurantes tipo lujoso (o eso pretenden) pero yo fui en coche y no sé si habrá autobuses que te lleven hasta la parada del autobús con magnífica suspensión. Busca por Internet porque dependiendo del lugar donde te encuentres tienes múltiples opciones.

Volver al principio

Auringato

Protected by Copyscape
©Elpaseodeaurin.com Todos los derechos reservados.