GUÍA BÁSICA E IMPRESCINDIBLE.
Subiendo al magnífico tejado del Duomo.
Subiendo al magnífico tejado del Duomo.

Hey, qué pasa contigo. Hace más de un mes dijiste que ibas a Milán. Aunque hayas colgado vídeos en la página de Facebook, estaría bien que nos contaras algo. Un saludo, Niko.

Este es un fragmento del mensaje que me ha enviado Niko, quien tiene pensado viajar a Milán este año. Gracias Niko por tus palabras. Me alegra muchísimo saber que te gusta leerme. En esta escapada me he centrado más en mi disfrute personal que en recabar información. Sí, así ha sido. Como sabes, no es este un blog profesional ni está enfocado a obtener beneficio económico. Lo hago por pura afición pero también porque me gusta  ayudar a quien esté preparando su próximo viaje. Pero llegado el punto en que alguien se interesa por lo que hago, no puedo dejarlo de lado. Niko quiere saber cuál es el lugar que según mi opinión es de obligada visita y en este punto, imagino que quien haya estado en Milán dirá lo mismo que yo y que me sirve para arrancar con esta publicación. Con todos ustedes:

El maravilloso Duomo di Milano.

ÚNICO PUNTO EN CONTRA (pero fundamental saberlo): Hay colas muy largas. Fui con una visita guiada e hice una “cola especial enchufados” –estaba con mis compañeros y profesores de italiano- y aún así hubo que esperar más de una hora para acceder. Y todavía quedaba la inspección de los militares con el detector y el registro de bolsos y bolsillos pero una vez dentro habrá merecido la pena el proceso. No voy a compartir información porque mi guía era una insulsa aburrida, pronunciaba mal y el auricular me molestaba así que decidí dar una vuelta por mi cuenta. Sé que me he perdido información vital. En una de las ocasiones en las que me reincorporaba al grupo, lo hice en un momento clave. Justo cuando mostraba la impresionante escultura de San Bartolomé. No, no es un chal. Lo que recubre el cuerpo es su propia piel. Este pobre fue despellejado vivo. Le he visto representado en otras esculturas o

Pobre Bartolomé

pinturas (como por ejemplo en la Capilla Sixtina) pero esta me ha gustado especialmente. El detalle de la piel de su cabeza con el pelo incluido colgando por su espalda resulta inquietante por no hablar de la mirada del recién martirizado. Lástima que había poca luz y las fotos salieron regular. Pero observa también las magníficas vidrieras, las colosales columnas, la Meridiana, como en Santa Maria Degli Angeli e Dei Martiri en Roma y en tantísimas Basílicas como también vería después en Bérgamo y si tienes suerte como yo, podrás escuchar el órgano. Por supuesto hay vídeo. Tanto del interior como de ¡el fabuloso tejado! Mira qué enlace maravilloso te comparto para que hagas una visita en 360º!

No puedes dejarlo pasar. Sube andando o en ascensor. En cualquiera de las dos opciones tendrás que pagar, eso sí. Te aviso de que están con restauraciones y se arruina un poco el ambiente pero aún así SUBE porque no te vas a arrepentir. Es mejor verlo in situ pero puedes ir abriendo boca con el vídeo que te comparto:

Galleria Vittorio Emanuele II.
Galleria Vittorio Emanuele II.

Una vez salgas del Duomo, no dejes pasar la galería de Vittorio Emanuele II. Está en la misma plaza así que aprovecha la cercanía para admirar esa cúpula acristalada, los comercios, los suelos maravillosos y el ambiente que se respira. Una de las salidas desemboca frente al archiconocido teatro de la Scala.

Y por supuesto, llegamos al Memento Mori. ¡La loca de los cementerios ataca de nuevo!: Cimitero Monumentale y San Bernardino Alle Ossa ☠☠☠. 

Si te gusta el arte, no dudes en venir a este cementerio, por favor. Haz un visionado y decide si quieres conocerlo. Si tienes tiempo y quieres disfrutarlo, puede que necesites un par de horas. Encontrarás hasta sin buscarlo, el mausoleo de la familia Campari que es de lo más llamativo. Para llegar, hay metro en la acera opuesta. Es imposible perderse. La parada se llama Monumentale.

San Bernardino Alle Ossa.
San Bernardino Alle Ossa.

En cuanto a San Bernardino Alle Ossa -pulsa aquí para ver el vídeo que he hecho para ti- es una capilla decorada con huesos humanos. Menos espectacular que la de los monjes capuchinos de Roma pero no por eso vamos a hacerle un feo. Es más, de vuelta a casa quise investigar sobre este lugar y resulta que en el subsuelo hay una cripta donde –pulsa aquí si quieres ver el vídeo que he encontrado- por lo que me ha parecido entender, el proceso de putrefacción se llevaba a cabo de la misma forma que en las catacumbas de San Gaudioso y San Gennaro en Nápoles y que tan impresionada me dejaron.

También he visitado el Castillo Sforzesco, una fortaleza chulísima que te recomiendo. Hubo un poco de mala suerte. Está ubicado junto al parque Sempione donde había una competición de atletismo. Un chico con un micrófono nos castigaba los oídos y cuando callaba, sonaba la música a decibelios insoportables. A esto le unimos lo de la guía –apodada por mí como la alegría de la huerta- hablando mal y en otro idioma y el resultado es un desastre. Además acabo de superar el nivel básico de italiano, por favor. No se le pueden pedir peras al olmo, ¿no crees?

Bueno Niko. Espero que sirva para preparar tu viaje. No obstante, hay algunas cosas que se me han quedado en el tintero pero te hablaré de ellas en una próxima publicación ya que de lo contrario, esta sería excesivamente larga. Te daré alguna pincelada sobre Navigli, Brera e incluso el Lago Como. 

Si tu viaje no se ceñirá tan solo a Milán, puede que te interesen mis Apuntes de Bolonia.

Y por supuesto, te comparto las notas que me preparé para la ciudad que hoy nos ocupa:

Apuntes de Milán

Volver al principio🐾

Auringato

Protected by Copyscape
©Elpaseodeaurin.com Todos los derechos reservados.